Proceso de producción de Injertos

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

Siembra

La primera fase del proceso comienza con la siembra de la variedad a injertar, posteriormente se siembra el portainjerto con una diferencia que va de 3 a 12 días dependiendo del tipo de cultivo ya sea solanáceas o cucurbitáceas, las charolas que se utilizan para la siembra son cavidades de 39 centímetros cúbicos y 22 centímetros cúbicos.

Germinación

Después de la siembra los cultivos se envían a la cámara de germinación a la espera de 5 a 12 días para conocer la plantas efectivas que van a tomarse en cuenta para realizar el injerto, tanto en variedad como en patrón el injerto debe realizarse cuando el patrón y la variedad tengan el mismo diámetro en el tallo a la altura del cotiledón, los cortes del patrón y la variedad se realizan en diagonal a 45°. Una vez hecho el corte se unen ambas partes con pinzas o clip especiales.

Prendimiento y Desarrollo

Después de haber realizado el injerto, las plantas pasan al cuarto de prendimiento ahí permanecen de 4 a 7 días dependiendo del tipo de cultivo. Una vez prendido el injerto se envía al área de aclimatación y permanecen de 2 a 5 días disminuyendo paulatinamente los rangos de humedad y temperatura con el fin de lograr el mayor numero de prendimiento.

Entrega

Para finalizar con el proyecto del injerto las plantas ubicadas en el área de aclimatación se mueven al invernadero donde permanecerán hasta ser embarcados.