PROCESO DE  PRODUCCIóN DE INJERTOS

Injerto

 La técnica de producción de injertos hortícolas consiste en unir dos plantas con características diferentes:

Patrón o porta injerto

Es la planta que aportará el sistema radicular. Se caracteriza principalmente por su alta tolerancia o resistencia a plagas y enfermedades de suelo, y además puede añadir vigor a la planta resultante y un mejor comportamiento en condiciones adversas.

Variedad

Es la que aportará la parte aérea de la planta resultante y por lo tanto determinará las características (forma, sabor, color, etc.) de la fruta que obtendremos.

SOLANACEAS (TOMATE, PIMIENTO, BERENJENA Y CHILE)

Porta Injerto

Injerto

CUCURBITACEAS (PEPINO, SANDIA Y MELÓN)

Porta Injerto

Variedad

Injerto

AREAS QUE COMPRENDE PARA HACER INJERTOS

SIEMBRA

Se  manejan diferentes tipos de charolas para las siembras dependiendo del tipo de cultivo.

GERMINACIÓN

Se mantiene la temperatura y humedad relativa los días requeridos, depende del tipo de cultivo.

CRECIMIENTO Y DESARROLLO

Las plantas que son destinadas a injertos se les dan un manejo diferente a las plantas francas, con condiciones óptimas para su buen crecimiento y desarrollo (riego, fertilización, tratamientos preventivos, etc).

INJERTO

El injerto se realiza dependiendo del cultivo y requerimientos del cliente, en un área limpia como es el taller, dando determinados días para su prendimiento, climatización y endurecimiento, posteriormente realizar la entrega con calidad.

PROCESO DE PRODUCCIÓN DE PLÁNTULAS